• VTEM Image Show

Primer lugar Pruebas Saber, Bachillerato Internacional IB, Sedes en Bogotá, Cajicá y La Calera, Multilingüe (English, French & Spanish)

COLEGIO CAMBRIDGE LTDA., NO TIENE NINGÚN VÍNCULO LEGAL, CONTRACTUAL, EMPRESARIAL O DE CUALQUIER OTRA ÍNDOLE CON EL COLEGIO NUEVO CAMBRIDGE S.A.S.

 

Características

Una ciudad tan gallarda como Exeter es madre de un tipo de ciudadano muy particular fresco y original. Al ser Exeter una ciudad transparente como la naturaleza que la rodea los valores no pueden ser otros para ella que la amistad, el respeto y la lealtad entre sus gentes.

 

 

  • La amistad es un vínculo que nos proporciona la posibilidad de compartir experiencias, conocimientos e incluso medios económicos. Los lazos de amistad se potencian recíprocamente y no puede existir por separado. La realidad de la amistad es dual. Implica la existencia de al menos dos personas. La amistad necesita a un interlocutor para compartir, crecer mutuamente y descubrir (se) en él sus valores y también sus deficiencias.

    El buen amigo no anula al otro sino que lo potencia, es su compañero y un facilitador de sus muchas posibilidades. Sufre cuando tú sufres y se alegra cuando tú te alegras. No es envidioso, ni prepotente ni se aprovecha de ti.

    La amistad se basa en la mutua confianza, donde el objetivo es ayudar al otro consecuentemente así mismo.

    La amistad no se impone, ni se programa, como todo en la vida requiere de un esfuerzo para conseguirlo y lo más importante es poner los medios para lograrlo y mantenerlo.
  • En cuanto a la lealtad que debemos profesarnos en los integrantes de nuestra casa, podemos decir que la lealtad es hacer aquello con lo que uno se ha comprometido aun entre circunstancias cambiantes. Un valor sin el cual nos quedamos solos y que debemos vivir nosotros antes que nadie.

    La lealtad es un corresponder, una obligación que se tiene con los demás. Es un compromiso a defender lo que creemos y en quien creemos. La lealtad es un valor, pues quien es traidor se queda solo. Cuando somos leales, logramos llevar la amistad y cualquier otra relación a su etapa más profunda. Todos podemos tener un amigo superficial, trabajar o estudiar en un lugar simplemente porque nos pagan o nos da una nota. Sin embargo la lealtad implica un compromiso que va más hondo: es el estar con un amigo en las buenas y en las malas, es el trabajar no solo porque nos pagan o nos reconocen con una calificación determinada, sino porque tenemos un compromiso más profundo con la empresa, el colegio, o en nuestro caso la casa de Exeter en donde trabajamos en equipo..

    La lealtad es una llave que nos permite tener auténtico éxito cuando nos relacionamos. La lealtad es un valor que no es fácil de encontrar. Es, por supuesto, más común aquella persona que al saber que puede obtener algo de nosotros se nos acerque y cuando dejamos de serle útil nos abandona sin más. Es frecuente saber que alguien frecuenta un grupo contrario porque le da más beneficios. Y lo que acaba ocurriendo es que nadie confía en ese tipo de personas.

    Una persona que valora la amistad y la lealtad es una persona respetuosa.
  • El Respeto es una de las bases sobre la cual se sustenta la ética y la moral en cualquier campo y en cualquier época. El respeto es aceptar y comprender tal y como son los demás, aceptar y comprender su forma de pensar aunque no sea igual que la nuestra, Pero no solo a las personas se les debe el respeto más profundo sino todo aquello que nos rodea, a las plantas y animales, a la pequeña hormiga y la gran ballena, a los ríos, lagos y mares. Todo como parte de la creación se lo merece.

    Es aceptar y comprender al humilde y al engreído, al pobre y al rico, al sabio y al ignorante, es por pequeña o grande que sea, física, moral o intelectualmente situarla en el mismo lugar de comprensión y comprender su forma de ser pues se comprende que ese ser humano se merece toda tu atención, no importando su condición.