• VTEM Image Show
 

Educar en Verde

Con nuestros más de 120.000 m2 en áreas verdes, somos considerados uno de los pocos colegios realmente campestres del Departamento. Pero el área no es todo, para ¨Educar en Verde¨ es necesario aplicar una moderna pedagogía en cada una de las disciplinas, que sumada a los generosos recursos físicos y naturales con los que contamos, nos ha permitido tener éxito en la concepción de la ¨Educación en Verde¨. Algunos de esos recursos son los siguientes:

 

 

 

contamos con un humedal llamado ¨La Aurora¨, el cual posee dos nacimientos naturales de agua, una estructurada granja autosuficiente con todo tipo de animales domésticos ( patos, gallinas, palomas, conejos, pavos, vacas, ovejas, cabras, caballos), un hogar con más de 20 perritos donde se les alimenta y cuida por parte de veterinarios especializados para darlos en adopción, 10.000 m2 de huertas (legumbres, hortalizas, frutales, plantas medicinales y ornamentales), 60.000 m2 de bosques nativos con hermosos árboles, donde serpentean más de 3 kilómetros de senderos ecológicos (Ecozona), en los que hemos implementado nuestros programas medio- ambientales que incluyen: marcación taxonómica de todas las plantas (con el nombre científico y popular en inglés y español) y la protección de la fauna silvestre de esa parte del bosque (cervatillos, lechuzas, faras, codornices ) y finalmente contamos con enormes recursos hídricos como son:el humedal, dos hermosas quebradas (¨El Bosque¨ y ¨Aguas Claras¨) y un lago para el disfrute de todos nuestros alumnos. Cerca al Colegio a tan solo 400 metros tenemos la posibilidad de escalar una bella montaña (35 minutos de duración) que tiene un espectacular Mirador llamado el ¨Mirador de la Virgen¨, donde podemos deleitarnos apreciando nuestro hermoso ¨Valle de la Aurora¨.

 

De hecho, es tan bello nuestro sector que muchas familias Bogotanas de estudiantes del Cambridge, que conocieron nuestra Institución decidieron, después de ver la ventajas de vivir a las afueras de la ciudad, mudarse a la Calera a uno de los múltiples proyectos inmobiliarios de casas campestres que se están ofreciendo, debido a la contaminación, la congestión vehicular, el stress y la inseguridad de Bogotá. Aquí sus hijos viven realmente un sueño de libertad que da la naturaleza, el espacio y la seguridad de estar alejados de los peligros de la capital, creando en ellos una formación diferente con más valores familiares y espirituales, amantes de la naturaleza, el deporte y con relaciones más fuertes entre amigos y vecinos, alejados de las drogas, el alcohol y otros males que aquejan a los niños y jóvenes de nuestras ciudades.

 

Es claro que las nuevas generaciones de padres son más conscientes de donde van a estudiar sus hijos y al ser Bogotá la tercera ciudad con más polución ambiental de Latinoamérica, después de Ciudad de México y Sao Paulo en Brasil, con pocos espacios naturales para el disfrute de los niños y jóvenes, El Cambridge School se ha convertido en la mejor opción para que sus hijos pasen la mejor etapa de sus vidas, en medio de la plenitud de la naturaleza y el aire limpio del campo, sumado lo anterior a la excelencia académica y convivencial que nos ha caracterizado, siendo el único colegio en Colombia con más de 18 programas de investigación llamados ¨Semilleros de Talentos¨, a la altura de las mejores universidades del país.
La concepción de Educar en Verde de nuestra institución tiene su fundamentación en las investigaciones realizadas por Heike Freire, licenciada en psicología y filosofía de la Universidad de París y consultora del gobierno Francés para asuntos de infancia y educación.

 

Numerosos psicólogos ambientales y pediatras prueban que estar al aire libre con animales y con plantas hace mucho bien a los niños, les disminuye el estrés, los relaja y les ayuda a desarrollar muchas capacidades a todos los niveles. Estas son algunas de las ventajas encontradas en las investigaciones.
Tienen mejor salud y caen menos enfermos que quienes van a instituciones educativas cerradas o sin espacios verdes. 
Desarrollan más sus habilidades motoras, algo básico para otros desarrollos mentales, cognitivos, del lenguaje, etc.
Sufren menos problemas de acoso escolar, bullying o conflictividad cuando están en espacios abiertos.
Desarrollan más su capacidad de concentración. Se ha visto que ayuda a niños con problemas de TDAH (trastorno de déficit de atención e hiperactividad). Muchos de los problemas de atención de los niños se deben a que están hiper estimulados. Tienen juguetes de colores, luces, sonidos estridentes, mientras que la naturaleza es más suave